Tres metros sobre el cielo
Tres metros sobre el cielo

Hoy toca en la sección poli bueno, poli malo: Tres metros sobre el cielo. Para poner en antecedentes, es una película española (antes se hizo la versión italiana), y es una adaptación de la trilogía escrita por Federico Moccia. Estamos ante una de las películas más taquilleras del año 2010, que consiguió recaudar un total de 9.881.471 euros. Esta, contó, a raíz del éxito de la serie “los hombres de Paco», con el actor Mario Casas. Estuvo nominada a los Premios Goya en la categoría de mejor guion adaptado, pero no consiguió la estatuilla.

A día de hoy, cuenta con una secuela, llamada tengo ganas de ti, la cuál también fué un éxito rotundo de taquilla.

Poli bueno

Para defender esta película, lo más importante, es tener claro que estamos ante una ficción. El debate de la relación tóxica, que sí Hache es un maltratador, un pirado… lo dejamos para la vida real. Si a alguien le llama la atención ese tipo de ser humano, pues que se lo haga mirar.

Creo firmemente, que a tres metros sobre el cielo está realizada con maestría, y hablo en términos de producción, realización, fotografía, visualmente es un 10. Respecto a la historia, sabe que teclas tocar. Llevándolo a la exageración, casi todos hemos pasado por relaciones no muy sanas, y eso hace que empaticemos con los personajes, repito, exagerando. El punto fuerte para que fuese un éxito, recae en el elenco, que por ese entonces despuntaban en otras series o películas. Sí, Mario Casas no es mi actor favorito, pero ¿hay otra manera de hacer a Hache?. Personalmente quien sostiene el film, es María Valverde, que está espectacular. Otro punto a destacar es, la banda sonora, empezando por Dorian, pasando por Alaska, punto y set.

  Deep Blue Sea: ¿Obra maestra o aberración?

En mi memoria queda el inicio de la película, con la voz en off de Mario Casas y unas ligeras notas musicales que te crean ganas de más. 

No quiero olvidar, que Federico Moccia escribió una tercera parte llamada , “tres veces tú”, que por supuesto, un servidor compró y leyó, pero esta tendrá una review en otro momento.

Poli malo

Estamos ante la historia de “amor” más enfermiza y tóxica de la historia del cine. Es una completa locura. Nada en esta película tiene sentido. No lo tenía en 1992 cuando Federico Moccia escribió la novela en la que se basa, tampoco lo tenía en 2010 cuando se estrenó en los cines y lo tiene aún menos si te atreves a volver a verla en 2023. ¡Qué horror!

  Deep Blue Sea: ¿Obra maestra o aberración?

Hache es un completo psicópata. Está claro para cualquiera que pase dos minutos con él, Babi lo sabe, pero aun así, decide entablar una relación “amorosa” con semejante tarado. ¿Pero cómo no iba a hacerlo? si lo primero que le dice al conocerla es ¡FEA!. ¿Qué chica no quedaría rendida ante semejante piropo? A partir de ahora creo que voy a empezar a usar el insulto cuando quiera ligar. Todo un ejemplo este Hache.

Lo siguiente que hace es agredir al amigo de la chica a la que quiere conquistar, lo típico. Después, la tira a la piscina en contra de su voluntad, ropa incluida por supuesto. Muy romántico, Hache, sigo tomando notas. Luego, él y su panda de moteros siguen a Babi y al amigo, les destrozan el coche, ¡con ellos dentro! y terminan dándole una paliza al pobre chaval. Pero, ¿qué importa?, porque al parecer esa también es una excelente táctica de seducción. ¡Al tío le funciona!.

Decir que esta película es un completo sinsentido es quedarse muy corto. El resto de personajes tampoco ayudan a mejorar esta locura. Katina es la mejor amiga de Babi, y está saliendo con Pollo, que es el mejor amigo de Hache. ¿Cómo se conocieron? Pues veras, en una fiesta, ella le sorprendió robándole todo el dinero que guardaba en su bolso. Después de eso surgió el amor. En serio, ¿en qué piensa esta gente? ¿En qué pensaba Federico Moccia cuando escribió esto? Ya para rematar, al final de todo, Hache recuerda que conoció a Babi cuando los dos eran muy pequeños. No entiendo nada. 

  Deep Blue Sea: ¿Obra maestra o aberración?

Y si la película es mala, de los actores mejor ni hablamos. Parece que todos han estudiado interpretación en la escuela del susurro, allí Mario Casas imparte masterclass los sábados por la tarde. ¡Por dios! que alguien le diga a este tío que deje de susurrar para aparentar ser buen actor.

Este ha sido el enfrentamiento por la película a tres metros sobre el cielo, si no la has visto y quieres tener opinión propia, puedes verla en Netflix. Si nuestro contenido te parece entretenido, puedes estar al tanto de nuestras publicaciones en nuestra página de Facebook, donde podrás dejarnos comentarios.