primera edición de los premios Oscar
primera edición de los premios Oscar

Los premios Oscar son los galardones más famosos y prestigiosos del mundo del cine. Cada año, la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas reconoce a las mejores películas, actores, directores y otros profesionales de la industria. Seguro que has visto alguna vez la ceremonia por televisión, con la alfombra roja, los discursos emotivos y las sorpresas. Pero, ¿sabes cómo empezó todo? ¿Cómo fue la primera edición de los premios Oscar? Te lo contamos en este artículo.

El origen de los premios Oscar

Los premios Oscar se crearon en 1927, por iniciativa de Louis B. Mayer, el presidente de una de las grandes productoras de Hollywood, la Metro-Goldwyn-Mayer (MGM). Mayer quería mejorar la imagen pública del cine y unir a las diferentes ramas de la industria, como los actores, los directores, los técnicos y los guionistas. Así que fundó la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, una organización que se encargaría de promover y premiar la excelencia en el cine.

Mayer pensó que la mejor forma de motivar a los cineastas era colgándoles medallas por todos lados. Así que creó los premios de la Academia, que pronto se conocieron popularmente como los premios Oscar. El origen del nombre es incierto, pero una de las versiones más extendidas es que se debe a que una de las empleadas de la Academia, Margaret Herrick, dijo que la estatuilla se parecía a su tío Oscar.

  ET el Extraterrestre: El gran icono cinematográfico de Steven Spielberg

La primera ceremonia de los premios Oscar

La primera ceremonia de los premios Oscar tuvo lugar el 16 de mayo de 1929, en una cena privada en el hotel Hollywood Roosevelt, en Los Ángeles, California. Solo asistieron unas 270 personas, y el precio de la entrada era de cinco dólares. El anfitrión del evento fue el actor y director Douglas Fairbanks, que era el presidente de la Academia.

En aquella ocasión, se entregaron 15 estatuillas, que habían sido diseñadas por el escenógrafo de la MGM, Cedric Gibbons. La estatuilla representa a un caballero desnudo que sostiene una espada sobre un rollo de película, y está hecha de bronce bañado en oro. Mide 34 centímetros y pesa casi cuatro kilos.

Los ganadores de los premios se habían anunciado tres meses antes, así que no hubo mucha emoción ni suspense. Además, la ceremonia solo duró 15 minutos, lo que contrasta con las más de tres horas que suelen durar las actuales. Algunas de las categorías que se premiaron entonces ya no existen, como la de mejor título de película, la de mejor efecto de ingeniería o la de mejor producción única y artística.

  Ace ventura ”Detective de mascotas “. Una bizarrada divertidísima

Entre las películas ganadoras en la primera edición de los premios Oscar, destacaron El séptimo cielo y Amanecer, que recibieron tres premios cada una, y Alas, que recibió dos. Alas fue la primera película en ganar el premio a la mejor película, que entonces se llamaba mejor producción. Era una película muda sobre dos pilotos de la Primera Guerra Mundial, y tenía escenas de acción muy espectaculares. Amanecer ganó el premio a la mejor producción única y artística, que era una categoría que pretendía reconocer el valor artístico de las películas, más allá de su éxito comercial. Sin embargo, esta categoría solo se mantuvo un año, y luego se eliminó.

Entre los actores ganadores, sobresalió Emil Jannings, que fue el primer actor en recibir un Oscar. De hecho, recibió dos, por sus papeles en El destino de la carne y La última orden. Jannings era un actor alemán que había triunfado en Hollywood, pero que tuvo que volver a su país por problemas de visado. Como sabía que iba a ganar, le pidió a la Academia que le enviara sus estatuillas por adelantado, y así fue. Otro actor que recibió un premio especial fue Charlie Chaplin, por su película El circo, que él mismo escribió, dirigió, produjo y protagonizó.

  Makinavaja, la película que adaptó el cómic más irreverente de los 80

El legado de los premios Oscar

La primera edición de los premios Oscar fue muy diferente a las que conocemos hoy en día. No hubo mucha publicidad, ni glamour, ni polémica. Tampoco hubo transmisión por radio ni por televisión, algo que empezó a hacerse a partir de 1930 y 1953, respectivamente. Sin embargo, aquella ceremonia marcó el inicio de una tradición que se ha mantenido durante más de 90 años, y que ha consagrado a los premios Oscar como el mayor reconocimiento del cine mundial.

Los premios Oscar han evolucionado con el tiempo, adaptándose a los cambios sociales, tecnológicos y artísticos. Han creado nuevas categorías, como la de mejor película de habla no inglesa, la de mejor película de animación o la de mejor maquillaje y peluquería. También han modificado algunas reglas, como el número de nominados, el sistema de votación o el criterio de elegibilidad. Y han vivido momentos históricos, como el discurso más largo, el más breve, el más emotivo, el más reivindicativo o el más gracioso.

Los premios Oscar son mucho más que una simple entrega de trofeos. Son una celebración del cine, una muestra de su diversidad, una fuente de inspiración y una oportunidad de reflexión. Son, en definitiva, una forma de arte.